El príncipe Enrique y Meghan Markle renuncian a sus títulos reales y a la financiación pública

2C47DDC5-5A73-42D7-8AF5-543FA4E12005

La orden dada por Isabel II para que se encontrara una solución “en los próximos días” a la crisis desatada por el príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle, ha sido obedecida. Al menos, en su primera fase. Los duques de Sussex, según ha anunciado este sábado el palacio de Buckingham, dejarán de utilizar el título de su alteza real a partir de primavera y no percibirán más fondos públicos. La resolución del conflicto, sin embargo, dista mucho de ser definitiva.

 

El equipo de expertos que se puso a trabajar desde el primer minuto para forjar un acuerdo que evitara nuevos quebraderos de cabeza a la casa de Windsor ha anunciado una primera decisión, con el visto bueno de Isabel II. El príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle, seguirán siendo los duques de Sussex, pero dejarán de participar en actos públicos en representación de la reina y ya no podrán encabezar sus nombres con las iniciales H. R. M. (His o Her Royal Majesty, su alteza real)