Discurso del Excelentísimo Señor Presidente de la República Dominicana, Lic. Danilo Medina durante la plenaria de la LI Reunión de Jefes de Estado y de Gobiernos del SICA. Tiempo estimado de lectura: 15 minutos

921F7A62-55A3-499A-B248-35B1CA8546A5

Excelentísimo Señor Carlos Alvarado Quesada,
Presidente de Costa Rica;

Excelentísimo Señor Salvador Sánchez Cerén,
Presidente de El Salvador;

Excelentísimo Señor Jimmy Morales,
Presidente de Guatemala;

Excelentísimo Señor Juan Carlos Varela,
Presidente de Panamá;

Excelentísimo Señor Juan Orlando Hernández,
Presidente de Honduras;

Excelentísimo Señor Wilfred Elrington,
Ministro de Relaciones Exteriores de Belice;

Excelentísimo Señor Denis Moncada;
Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua;

Excelentísimo Señor Vinicio Cerezo,
Secretario General del SICA.

Distinguidos Señores Ministros de Relaciones Exteriores y los demás integrantes de las delegaciones de los países miembros del SICA;

Distinguidos Ministros y demás funcionario del Gobierno de la República Dominicana;

Distinguidos Invitados Especiales;

Distinguidos Miembros de la prensa;

Señoras y Señores;

Deseo, en nombre del gobierno y del pueblo dominicano, expresar a ustedes nuestra gran satisfacción por su presencia en nuestro país a propósito de los trabajos que se llevan a cabo al término de nuestra Presidencia Pro Tempore.

Deseo igualmente, antes de dar inicio a la jornada de trabajo del día de hoy, expresar una vez más nuestra solidaridad con el hermano país de Guatemala, con el gobierno del presidente Jimmy Morales, y nuestro pesar por los fatídicos efectos que tuvo la erupción del Volcán de Fuego, hace tan solo unas semanas.

Esperamos que muy pronto, aun con el dolor de las pérdidas humanas, pueda restablecerse la tranquilidad y el sosiego que su pueblo merece, estimado Presidente Jimmy Morales.

Por otra parte, quiero darle la más cordial bienvenida al presidente Carlos Alvarado, quien nos acompaña hoy por primera vez desde que asumió el poder en el hermano país de Costa Rica y desearle fecundos éxitos en el ejercicio de sus funciones.

Nos honra nuevamente que este encuentro se realice en tierra dominicana precisamente en este momento de efervescencia.

Cuando la región y nuestro proceso de integración viven cambios, enfrentan retos, y encuentra nuevos caminos para crecer y desarrollarse.

Durante estos seis meses, en los que la República Dominicana ha tenido el honor de servirles por segunda vez desde la Presidencia Pro Témpore del SICA.

Nos hemos entregado con ilusión a la tarea de hacer avanzar nuestra agenda de integración, en las cinco áreas estratégicas que nos hemos puesto como prioridad.

1. Seguridad Democrática.

2. Gestión Integral de Riesgo de Desastres y Cambio Climático.

3. Integración Social.

4. Integración Económica, y

5. Fortalecimiento de la Institucionalidad Regional.

Antes que nada, es justo reconocer que muchos de los logros que hemos alcanzado se deben a la coordinación realizada con las anteriores PPT de Costa Rica y Panamá, que ha permitido consistencia y sostenibilidad para estos trabajos.

Esta coordinación, a modo de troica, ha dado muestras de efectividad, prolongando hacia el medio y largo plazo iniciativas que de otra forma hubieran quedado truncadas por los cortos mandatos de 6 meses que establece el SICA.

Esto no hace sino evidenciar que, si queremos ser capaces de llevar a cabo proyectos de envergadura, que requieren de largas ejecuciones, debemos buscar el mecanismo de institucionalizar esta nueva modalidad de continuidad.

Asimismo, quiero aprovechar este encuentro para recordar la propuesta hecha por nuestro país y que seguiremos impulsando, para que los períodos de presidencia pro tempore se amplíen al período de un año.

Esto con el objetivo de contribuir aún más a esa estabilidad institucional que, entendemos, es clave para que la integración avance.

Como mencioné en la pasada Cumbre de Panamá, ejercer la Presidencia Pro Témpore del SICA ha constituido un hecho de mucha importancia para nuestra política exterior, que trabaja día a día para convertirse en una puerta abierta a Centroamérica en el corazón del Caribe.

Ejemplo firme de esta intención, fue la celebración del primer encuentro del Consejo de Ministros de Seguridad de los países del SICA y de la Comunidad de Estados del Caribe (CARICOM) donde se aprobó el Plan de Acción entre ambas regiones contra el narcotráfico y el crimen organizado transnacional.

Estas lacras representan un desafío permanente para nuestros países y enfrentarlas con firmeza es un compromiso de todos.

El trabajo coordinado y en conjunto es de vital importancia para dar respuesta a la Región en aquellos temas que, por su propia naturaleza, traspasan nuestras fronteras.

Por eso, unificamos métodos y criterios para combatir fenómenos que están minando los cimientos de nuestras sociedades, como la trata de personas, las maras o pandillas y, por supuesto, la violencia contra las mujeres.

En concreto, se aprobaron los siguientes instrumentos, que estamos seguros le permiten a la región continuar dando pasos firmes para una mayor seguridad en nuestros pueblos.

●​La guía metodológica y hoja de ruta para el levantamiento de información para identificar las causas y efectos de la trata de personas en los países del SICA.

●​La guía Técnica y Metodológica para la elaboración del Proyecto DA1 Fortalecimiento de la Unidades Humanitarias y de Rescate y organismos con el mismo propósito en los países miembros del SICA.

●​La hoja de ruta para la implementación del estudio “Informe del fenómeno delictivo asociado a maras, pandillas y grupos juveniles en situación de riesgo.

●​La agenda propuesta por las Subcomisiones de Seguridad Pública, Prevención de la Violencia y Jurídica para trabajar en conjunto con el Consejo Judicial Centroamericano y del Caribe (CJCC).

●​El Perfil del Programa Regional Permanente de Prevención de la Violencia contra las Mujeres.

Estas medidas son de vital importancia y el reto de las próximas presidencias será garantizar su implementación en la colaboración diaria entre nuestros países.

De manera que podamos decir que no queda un rincón donde esconderse en toda nuestra región para aquellos que viven del delito, el abuso y la violencia.

Otro avance importante que lograron nuestros Ministros de Relaciones Exteriores en el mes de marzo fue la aprobación de los acuerdos para la Gestión Migratoria Ágil, Ordenada y Segura en el tratamiento de los flujos migratorios para eventos masivos de los países del SICA.

Este es un paso importante para el debido ordenamiento en nuestras fronteras ante cualquier eventualidad, pero será, además, de gran importancia el año que viene, en vistas a la jornada mundial de la juventud que se celebrará durante la visita a Panamá de Su Santidad, el Papa Francisco.

Estimados colegas,

Como ya he mencionado en otras ocasiones, nuestra prioridad en esta integración, como en todas las políticas que ponemos en marcha, son las personas.

Con este objetivo, aprobamos la Agenda Regional Intersectorial sobre Protección Social e Inclusión Productiva con Equidad 2018- 2030, que articulará nuestra cooperación en temas sociales, apoyando a los países a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Con especial énfasis en los objetivos 1 y 2: poner fin a la pobreza y hambre cero, respectivamente.

Además, a principios de este mes se realizó un Foro de Alto Nivel sobre experiencias exitosas de Cooperación Sur- Sur y Triangular, con el objetivo de delinear un programa de trabajo que vincule la oferta y la demanda disponible de cooperación internacional.

Y, en paralelo con esta profundización de la cooperación regional, otro elemento al que Presidencia Pro Tempore ha dado especial relevancia durante estos meses, ha sido expandir nuestra relación con los países amigos que de una forma u otra acompañan y contribuyen con nuestro proceso de integración.

Como parte de esos esfuerzos, en marzo del 2018 se llevó a cabo la reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del SICA- España, ocasión en la cual se acordó destinar fondos de la cooperación española a los pilares del sistema de integración.

Igualmente, la Presidencia Pro Témpore llevó a cabo la reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del SICA- Italia, ocasión en la cual pasaron revista a las relaciones políticas, de comercio, cooperación e inversión existentes entre ambas partes.

Esta proyección internacional no hará más que consolidarse al tiempo que nuestra agenda común vaya avanzando y fortaleciendo nuestras economías y nuestras instituciones.

Señoras y señores,

Otro eje central para el fortalecimiento del SICA es, sin duda, impulsar nuestro desarrollo económico como región.

Por eso, con el fin de fortalecer las relaciones comerciales y las oportunidades de exportación e inversión con los países amigos del sistema, organizamos el Foro de Exportación e Inversión del SICA que, me permito decir, ha sido todo un éxito.

Abrimos, así, un espacio de diálogo público-privado al que han acudido misiones empresariales de los cinco continentes y que, esperamos, sea la semilla para numerosos proyectos de inversión, intercambio y cooperación.

Asimismo, pensando también en esa enorme fuerza productiva que son nuestras micro, pequeñas y medianas empresas, celebramos también el Segundo Encuentro de los Centros de Atención a las MIPYMES.

Donde pusimos especial énfasis en la transformación digital e innovación para nuestros emprendedores.

Amigos y amigas,

Otro aspecto fundamental al que deseo referirme antes de cerrar esta presidencia es el de la vulnerabilidad de nuestros países ante los peligros inherentes al cambio climático.

Nuestra ubicación geográfica nos conmina a prestar atención a esta realidad que no solo se cobra vidas humanas, sino que también limita nuestras posibilidades de desarrollo y que, por su propia naturaleza, no podemos afrontar solos.

En este sentido, quiero reiterar nuestra propuesta en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el pasado mes de septiembre, de crear un fondo especial para enfrentar este tipo de catástrofes.

Creo que es de vital importancia que el Sistema de Integración Centroamericano dé seguimiento a esta solicitud y que no cejemos en nuestro empeño hasta lograr que sea parte de la agenda internacional.

Este fondo bien podría cobrar una forma parecida a la Iniciativa Fondo Verde para la Región SICA, que hace apenas dos semanas hemos firmado con la Unión Europea, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Gobierno de la República Federal de Alemania.

El cual tiene el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono y mejorar nuestra resiliencia al cambio climático.

Busquemos los mecanismos para hacer realidad esta propuesta y para proteger la vida de nuestras poblaciones, antes que una catástrofe nos ponga de nuevo en jaque.

Señoras y señores,

Creo firmemente que, como región, debemos tener una sola voz ante el mundo.

Estoy convencido de que la única manera de alcanzar nuestras metas en el plano internacional es elevar nuestras peticiones de forma coordinada y con una sola voz.

Un gran ejemplo de esto ha sido el reciente endoso conjunto que dimos a la candidatura de Honduras ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Y, por supuesto, no puedo dejar pasar este encuentro sin agradecer igualmente el invaluable apoyo de todos ustedes para la obtención de nuestra posición ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

No duden que, desde nuestra posición en la ONU tendremos siempre en cuenta que somos miembros de esta región y de este Sistema.

Y que buscaremos siempre la forma en la que podamos aportar una voz centroamericana y caribeña en el escenario global, para beneficio de todos nuestros habitantes.

Porque solo así lograremos avanzar de manera sostenible, si lo hacemos conjuntamente, apoyando en cada paso a nuestros vecinos y hermanos.

Para concluir, felicitamos a la hermana República de Belice como próxima presidencia pro témpore.

Saben que cuentan con todo nuestro apoyo para darle continuidad a los temas regionales y a las iniciativas que tenemos en curso como Sistema de Integración.

Vamos a seguir trabajando, en todos los escenarios, para lograr más progreso, más seguridad y más desarrollo para nuestros pueblos.

Juntos crecemos todos, juntos somos más fuertes.

Y con ese espíritu lograremos cumplir las aspiraciones de los más de 50 millones de hombres y mujeres que confían en nosotros para lograrlo.

¡Muchas gracias!