¿Cómo puedo prevenir un accidente cerebrovascular?

FC44ACD8-DB2B-4D1A-94C2-8CEAAB0CEB36

Un accidente o ataque cerebrovascular puede llegar a ser tan nefasto e incluso quitar la habilidad o independencia, en adultos o jóvenes, afectando tanto al individuo como a su familia, por lo que es meritoria conocer las causas que pueden llevar a este evento.

Puede ocurrir por falla en la circulación de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro, así como también puede ser por una hemorragia producto de rotura de los mismos.

Diversos factores de riesgo resultan potencializadores de estos eventos, presencia de placas de colesterol por colesterol elevado, aumento persistente o brusco de la tensión arterial, la diabetes, el alcohol, cardiopatías congénitas o nacimiento, uso de drogas, arritmias, trastornos hereditarios de la coagulación, medicamentos, embarazos complicados, tabaquismo.

Es importante conocer los síntomas o signos de alerta de esta patología, como lo son: confusión, dificultad para hablar, caminar, sensación de adormecimiento de un hemicuerpo o rostro, dolor de cabeza intenso y súbito, perdida del conocimiento, vómitos, mareos, pérdida parcial y momentánea de la visión, somnolencia.

El riesgo de accidente cerebrovascular se duplica entre los 55 a 85 años, factores como la raza, sexo, antecedentes familiares también incrementa el riesgo de aparición, aunque hacemos la salvedad que una persona joven igual si posee factores desencadenantes pudiera eventualmente hacer manifestaciones cardiovasculares.

Conocer tus factores de riesgo, llevando una vida saludable sumado a visitas a tu medico periódicamente, conociendo así tus números de tensión arterial, colesterol, glicemia, ritmo cardiaco, contribuyen al control o desaparición de los mismos. Lo que usted pueda controlar lo llevará a una vida más duradera

Importante conocer los signos de advertencia de un evento, acudir a emergencias o comunicarte ante la duda con tu médico de cabecera.

¡Cuida de ti y los tuyos!