Temporada de Huracanes 2018

ciclones

 

Mañana comienza la temporada de huracanes para nuestra región, sin embargo, desde al pasado viernes la tormenta subtropical Alberto ya ha estado afectando las actividades del Golfo de México y de los habitantes de Cuba y la Florida.
Esta tormenta nos recuerda que debemos poner en práctica nuestros planes de emergencia para enfrentar cualquier amenaza temprana y así poder reducir los daños catastróficos que causan los huracanes.
Puerto Rico, Saint Maarten, Islas Vírgenes, Dominica y otros países de la región aún no se recuperan completamente de los azotes a que fueron sometidos el año pasado por huracanes de categoría mayor y cuyo impacto inmediato fue devastador para toda la población.
República Dominicana también sufrió daños el año pasado, muchos habitantes de la costa este y norte se vieron afectados por estos huracanes y toda la isla sufrió los afectos de las inundaciones. El turismo de la región se redujo por las amenazas de las tormentas y el entorno de algunas playas fue afectado.
Estas tormentas nos revelan lo vulnerables que podemos ser. Muchos somos conscientes de los daños que podemos sufrir y nos hemos preparado, sin embargo, algo que fue evidente el pasado año es que la conducta de cada ciudadano durante la catástrofe puede ayudar a reducir el tiempo de recuperación.
Colabore en su vecindario, unan sus esfuerzos para que juntos puedan mantener el control en su comunidad. Una persona con sus necesidades básicas no cubiertas puede ser capaz de actuar bajo desesperación. En los países afectados, el descontrol condujo a actos delictivos y de violencia, por lo que muchos negocios y familias que lograron superar la tormenta no pudieron evitar ser víctimas de los robos y el vandalismo.
Otro punto importante a tener en cuenta es que las comunicaciones pueden verse afectadas. En la actualidad la mayoría de las transacciones se realizan de manera electrónica: transferencia de dinero, pago de servicios, compras y el uso de tarjetas ha sustituido en gran manera el uso de efectivo. Es muy probable que el comercio se vea afectado y los cajeros automáticos no funcionen, así que mantenga en lugar seguro una cantidad suficiente de dinero en efectivo para poder mantenerse luego de la tormenta hasta que se recuperen los servicios de los bancos.
Recordemos que las inundaciones han causado más daños que cualquier otro riesgo asociado a las tormentas, siendo esta una de las principales amenazas que traen consigo estos fenómenos naturales.
Este año la temporada de sequía estuvo ausente, ha llovido casi todas semanas lo que hace que los suelos se encuentren con menos capacidad de retener las aguas y se puedan producir inundaciones mayores.
Antes, durante y después de la tormenta, siga el consejo de las autoridades y utilice el sentido común para evitar daños, prepárese con tiempo.